• nubes
    24° 24 de Noviembre de 2020
policia-pueyrredon-minjpg

¿La amenaza de bomba la recibió el Banco Provincia?

La normal actividad del centro de la ciudad se vio alterada por una intimidación recibida de manera telefónica. ¿Fue a la sucursal Centro de la entidad financiera? ¿O se recepcionó en otro lado?

“A media hora del comienzo de la atención al público se recibió una llamada telefónica con una amenaza de bomba”, fue la única voz oficial sobre el hecho que ayer a la mañana alteró la rutina de la ciudad en la zona céntrica, respecto de la amenaza de bomba en la sucursal del Banco de la Provincia de Buenos Aires.

La palabra es de Hugo Julián Elías, secretario de la Seccional Pergamino de la Asociación Bancaria, quien explicó en Pan&Circo de RADIO MÁS (FM 106.7) que “rápidamente se evacuó el lugar y se requirió la presencia de la división de Explosivos. Luego de una completa inspección se comprobó que la amenaza era falsa. Sin embargo, pudimos abrir recién cerca de las 13:00 hs. porque hubo que esperar a que llegara la brigada especializada y también por las grandes dimensiones del banco, que tiene planta baja, subsuelo y planta alta” , completó.

La preocupación y los inconvenientes que generó la amenaza alcanzaron no sólo a la entidad financiera, empleados y clientes sino que además varios comercios aledaños debieron ser evacuados.

El tránsito estuvo interrumpido durante más de 2 horas tanto en calle Merced como en Pueyrredón y, teniendo en cuenta que normalmente los viernes existe mayor circulación de público, la situación complicó mucho la zona céntrica.

Aunque las suposiciones indicaban que la amenaza de bomba se recibió directamente en la sucursal del Banco de la Provincia de Buenos Aires, apenas abrió al público, según pudo confirmar PRIMERA PLANA, se recepcionó en la Comisaría Primera, donde un efectivo atendió el teléfono y tras la advertencia, dio aviso inmediato a la entidad de Peatonal y Pueyrredón y a las demás fuerzas de seguridad.     

Las amenazas de bomba en lugares con mucho público como bancos, escuelas, terminales de ómnibus y aeropuertos no son nuevas y, aunque casi siempre resultan ser falsas, obligan por razones obvias a revisar al milímetro el lugar; con la consiguiente pérdida de tiempo y las molestias que eso causa.

Otro detalle es que, debido a la duración y a la forma en que son realizadas las llamadas, en la mayoría de los casos estos delitos quedan impunes.

La actividad se normalizó por completo después del mediodía en la sucursal del Banco Provincia.

Si todavía no recibís las noticias de PRIMERA PLANA en tu celular, hacé click en el siguiente enlace https://bit.ly/2XQOP1I y pasarás a formar parte de nuestra base de datos para estar informado con todo lo que pasa en la ciudad y la región.