• algo de nubes
    19° 23 de Octubre de 2020
casa-atahualpajpg

La casa de Atahualpa Yupanqui no se vende

Desde 2001 el inmueble fue declarado Patrimonio Histórico y por lo tanto, el Municipio debe llegar a acuerdos con los particulares porque ese reconocimiento impide su comercialización

La casona que habitó Atahualpa Yupanqui en J. A. de la Peña parece resurgir de sus cenizas. Sus añosas paredes y su techo enclenque parecen reforzarse ahora con las esperanzas surgidas a partir del deseo de la Fundación Yupanqui y de un grupo de pergaminenses interesados en convertir ese espacio en un museo vivo, que recupere la historia, el pensamiento y las acciones de quien fue la máxima expresión artística surgida desde nuestros pagos.

NOTA RELACIONADA: La Fundación Yupanqui se reunirá con el intendente municipal

Tal como lo anticipó PRIMERA PLANA, existen acciones concretas en pos de lograr la recuperación de ese espacio y sin dudas la noticia más trascendente de las últimas horas es que salió a luz nuevamente que en la 13° sesión ordinaria del 26 de octubre de 2001, el Concejo Deliberante aprobó por unanimidad “Declárese Patrimonio Histórico el inmueble sito en la localidad de J.A. de la Peña Partido de Pergamino en el que vivió el poeta Atahualpa Yupanqui”, basado en el proyecto de Silvana Zini. Esto, sumado a que tras la sexta sesión ordinaria del día 6 de julio de 2012, se aprobó por unanimidad la ordenanza “Patrimonio Cultural del Partido de Pergamino”, lo que imposibilita la venta particular del inmueble.

Vale destacar que esa ordenanza de 2012 establece acciones de preservación, protección, conservación, acrecentamiento y difusión del patrimonio cultural de la ciudad de Pergamino y de su Partido y fijar el alcance de las declaraciones de “Interés Patrimonial Cultural Municipal”. Y en el Artículo Nº 11 asegura que “cuando los muebles e inmuebles sean de propiedad privada, el Municipio suscribirá convenio con los propietarios particulares. Los convenios respetarán el articulado de la presente ordenanza”.

Por otro lado, la ordenanza contempla la creación de una Comisión de Patrimonio, encargada de dar curso a esta y otras tantas situaciones.

De esta manera, una luz de esperanza se enciende con el fin de lograr lo que Alberto Kolla Chavero, -hijo de Atahualpa y actual presidente de la Fundación- explicó en Pan&Circo de RADIO MAS (FM 106.7), que su idea es que “funcione un centro cultural, un posible museo con exposiciones, charlas, talleres, investigaciones, artistas en vivo”, similar al habilitado en Córdoba, en la casa-museo, en Cerro Colorado.

La historia oculta de la propiedad

La vieja casona tiene una historia particular, el inmueble era propiedad de Estéfano Acerbo, bisabuelo del actual presidente del Colegio de Martilleros y Corredores Públicos del Departamento Judicial Pergamino, Fabián Acerbo. Justamente por esa vía hay confirmaciones orales que aseguran que fue esa la casa en la que Yupanqui vivió cuando tenía apenas 2 años, momentos en los que su padre José Demetrio estaba a cargo de la Estación de trenes del poblado. Y permaneció allí al menos unos 5 años, cuando la compañía ferroviaria lo trasladó a Agustín Roca, primero y a Junín después.

Tras la muerte de Estéfano la herencia fue pasando de generación en generación hasta que sucedió un hecho particular.

Un conocido mueblero de Pergamino, Arias Echecopar, llevó a cabo una “usucapión”, que es la forma de adquirir un derecho mediante su ejercicio en las condiciones y durante el tiempo previsto en la ley. Y así sin más se quedó con esa propiedad, que los herederos originales no habían ocupado. 

Ese espacio, en la actualidad, pertenece a los herederos de Arias Echecopar, que seguramente serán los que deban llegar a un acuerdo con la Comisión de Patrimonio. Porque el bien es intransferible.

Si todavía no recibís las noticias de PRIMERA PLANA en tu celular, hacé click en el siguiente enlace https://bit.ly/2XQOP1I y pasarás a formar parte de nuestra base de datos para estar informado con todo lo que pasa en la ciudad y la región.