• nubes
    10° 20 de Mayo de 2022

La fila para hisoparse, una postal de las vacaciones de verano

La larga espera para realizar el examen es el común denominador en los lugares donde se realizan los test de COVID-19, pero ayer se vio un cuadro muy particular en la Región Sanitaria IV

Por la realización de viajes programados, por reuniones familiares de fin de año o por ser contacto estrecho con personas positivas de COVID-19, muchos pergaminenses se presentaron repentinamente durante ésta última semana a realizarse el test de antígenos para saber si tienen o no la enfermedad.

Durante la jornada de ayer, decenas de personas estuvieron haciendo filas interminables a la espera de poder hisoparse en la posta del Sistema de Atención Médica de Emergencia (SAME) de calle Tucumán y en el predio de la Región Sanitaria IV. La misma escena se reiteró en las puertas de las clínicas privadas, rebalsadas de pergaminenses alarmados por el rebrote del coronavirus.

El masivo aumento de casos alertó a los ciudadanos que acudieron a estos nodos durante la mañana y el mediodía, a pesar de los 38 grados de temperatura.

La necesidad de personas asintomáticas por saber si tienen el virus o no, a pocos días de la celebración de Año Nuevo, los impulsó a esperar por una o dos horas en lugares que no están preparados para recibir a tantas personas ya que entre el distanciamiento y la búsqueda de sombra, las filas abarcaron varias cuadras de cada lugar.

Si bien esta misma situación se viene dando desde días previos a la Nochebuena, ayer se pudo ver que algunas personas ya asistían mejor preparadas a afrontar el calor y las horas de espera.

Familias con sombreros, protector solar y hasta reposeras se esparcieron por las sombras de los árboles del predio la Región Sanitaria IV, convirtiendo la fila para hisoparse en una postal de vacaciones de verano.

Una mujer que hacía más de una hora que estaba esperando le dijo a PRIMERA PLANA que “vine a hisoparme por las fiestas. Quiero saber si tengo el virus o no antes de reencontrarme con mi familia”.

Por su parte, un matrimonio explicó que “nosotros ya teníamos programado un viaje y nos vamos de vacaciones el fin de semana, pero nos exigen el PCR negativo para poder viajar”.

Distintos motivos, pero una misma realidad: Esperando bajo la sombra en reposeras o en el césped para saber si podrán continuar con sus planes durante los próximos días o si el COVID-19 los limitará a aislarse hasta el año que viene.

Si todavía no recibís las noticias de PRIMERA PLANA en tu celular, hacé click en el siguiente enlace https://bit.ly/3ndYMzJ y pasarás a formar parte de nuestra base de datos para estar informado con todo lo que pasa en la ciudad y la región.