• cielo claro
    26° 4 de Abril de 2020
robo-patio-rejasjpg

Le desvalijaron la casa a una jubilada: no le dejaron ni el detergente

Una vecina de calle Ramón Raimundo al 1400 cuándo regreso de sus vacaciones comprobó que le robaron desde un lavarropas hasta manteles y un tarro con especias

Mercedes, el lunes a las 15:30 hs., llegó a su domicilio después de haberse ausentado durante 10 días. Abrió las 3 puertas, las cuales tienen 5 cerraduras, que están en el frente del domicilio y se encontró con lo peor. "Desde la entrada observé los dormitorios con las luces prendidas", le contó a PRIMERA PLANA y “una vez que me acerqué vi que todo estaba revuelto".

"Es la lucha de la vida de uno", relató indignada, pero a su vez, de alguna manera, agradeció: “Dios me salvó de que me maten o de que me peguen” y agregó que “el 6 de enero a mi hermana le entraron a robar en el campo y junto al marido los molieron a palos”.

Los delincuentes habrían ingresado el sábado por la noche ya que como referencia Mercedes sabe que su hija estuvo en la puerta de la vivienda y al encontrar los impuestos de  la residencia los dejó apenas debajo de la puerta. “Cuando abrí, los impuestos estaban bien adentro” relató. Además su vecino le comentó que ese mismo día su perro no paraba de ladrar aunque, más allá del animal, no escucharon nada.

La metodología para ingresar al domicilio fue a través del patio. “Entraron por una ventana corrediza de aluminio. La sacaron del carril y con algo hicieron palanca para romper los barrotes de la reja”, relató a PRIMERA PLANA. Una vez en el interior tomaron la llave y abrieron la puerta para, también por el patio, llevarse casi todo.

“Buscaban plata y no tengo”, explicó la señora, que es jubilada con el haber mínimo. Si bien los malvivientes no se llevaron dinero sí se hicieron con una cantidad de cosas valiosas y otras que incluso le resultaron tragicómicas hasta a la propia víctima.

“Me robaron un reloj de péndulo italiano antiguo que era del abuelo de mi marido”, lamentó y también con mucha angustia contó que le sustrajeron el lavarropas automático. “Después se llevaron un peine, un reloj despertador, una botella de detergente y hasta un tarro con especias”, enumeró incrédula.

La lista de objetos hurtados sigue e incluye: una máquina de coser, un masajeador tipo delfín, un secarropas, una plancha de ropa a vapor, una cortadora de pasto, un tensiómetro digital, un par de zapatillas, una gorra con visera, 3 manteles, repasadores, una máquina de hacer fideos.

También estaban preparados para llevárselos, pero sólo quedaron en bolsas de consorcios un alargue de 15 metros y un taladro.

“No sé qué otras cosas más. A medida que surge una necesidad de algo descubro que me lo robaron”, sentenció la damnificada.

Si todavía no recibís las notificaciones de PRIMERA PLANA, mandanos un Whatsapp al 2477.506005 con la palabra ALTA y pasarás a formar parte de nuestra base de datos. ¿Más fácil? Hacé click en el siguiente enlace http://bit.ly/2tCrZxJ.