• nubes dispersas
    6 de Julio de 2020
agroquimicos-aplicacion-minjpg

Los productores agropecuarios reclaman que se revise la medida judicial de prohibición del uso de agroquímicos

Aseguran que en los campos se registró una merma sustantiva en los rendimientos por la competencia de malezas y el daño de enfermedades y plagas que no pueden ser controladas

Los productores agropecuarios de nuestra ciudad solicitaron al Juzgado Federal de Primera Instancia en lo Criminal y Correccional Nº 2 de San Nicolás que se revise la resolución que imposibilita las fumigaciones en unas 6000 hectáreas por encontrarse dentro de los 1095 metros de extensión del límite urbano fijado.

El reclamo fue a través de dirigentes, entidades, grupos CREA, regionales de Aapresid, asociaciones de agrónomos y distribuidores de agroinsumos, que difundieron ayer una carta en la que expresan su preocupación por la situación del periurbano de Pergamino por la medida que limita las aplicaciones de agroquímicos y que afecta a aproximadamente 6.000 hectáreas y afecta a unos 100 productores.

La carta que, entre otras entidades, firmaron la filial Pergamino de la Federación Agraria Argentina, Coninagro, la Sociedad Rural de Pergamino, la Regional Aapresid Pergamino-Colón y el Grupo CREA Pergamino, señalaron en la actualidad rige “la resolución del Juzgado Federal de San Nicolás, que, en función de denuncias de ciudadanos por causas de daños a la salud, extendió hace casi un año el área de exclusión que prevé la Ordenanza Municipal 8126/14, de 100 mts a 1095 mts del límite urbano”.

Es que, en el inicio de la campaña 2020/21, rige la resolución de la Justicia, que  extendió hace casi un año el área de exclusión que prevé la Ordenanza Municipal 8126/14 de 100 metros a 1.095 metros del límite urbano. La decisión del juez Carlos Villafuerte Ruzo respondió a las denuncias de vecinos por causas de daños a la salud en los barrios Villa Alicia, Luard Kayad, La Guarida y Santa Julia.

“Las situaciones conflictivas que se vienen dando en las zonas periurbanas se deben a que, por un lado, desde el sector de la producción no se han tenido en cuenta todas las precauciones necesarias para prevenir los riesgos y evitar los posibles efectos perjudiciales al ambiente y la salud. Por otro lado, desde la población urbana se desconocen los reales alcances de los riesgos cuando se realiza una correcta aplicación de los tratamientos de fitosanitarios y se ignora la importancia de la actividad agropecuaria como motor del desarrollo local”, consideraron .

Según explicaron, la medida actual abarca un área “muy superior a la de la zona implicada en la denuncia”, lo cual representa “todo el periurbano de la ciudad”, y afecta una superficie total de 6.000 hectáreas. “Esta medida afecta directamente a más de 100 productores que desarrollan sus actividades”, afirmaron.

Estudios del INTA y avances en buenas prácticas

Los dirigentes se basaron en estudios del INTA de la campaña pasada, que mostraron una importante reducción de la superficie cultivada y que los cultivos sufrieron una merma sustantiva en los rendimientos por la competencia de malezas y el daño de enfermedades y plagas que no pudieron ser controladas. “La reducción de la superficie y la pérdida de rendimiento dan idea del daño económico sufrido por los productores afectados, que se volverá a repetir en esta campaña de continuar la restricción que rige sobre la zona”, subrayaron.

Además, confiaron que en los casos del INTA y de la Escuela Agrotécnica, la menor producción y consecuente menor rentabilidad “afectan al sostenimiento de las investigaciones y la enseñanza” que realizan las instituciones. “Asimismo afecta, en forma directa, ensayos que se vienen realizando desde hace décadas para estudiar distintos métodos para el control de adversidades bióticas y el movimiento y la degradación de los agroquímicos en el suelo (estudios en lisímetros), entre otros temas, ya que han sido interrumpidos por estar localizados dentro del área de exclusión”, agregaron.

Asimismo, resaltaron la creación en 2010 de Agrolimpio Pergamino -hoy Pergamino Ambiental-, que impulsó las Buenas Prácticas Agrícolas. Y se refirieron al Centro de Acopio Transitorio (CAT) para la disposición de envases vacíos de productos fitosanitarios, en el marco de la Ley Nº 27.279 que regula sobre el tema.

Los productores de Pergamino subrayaron que “como todas las cuarentenas, la salida de esta que nos afecta es la etapa más difícil: requiere la participación de toda la sociedad y actuar con la responsabilidad necesaria cumpliendo el rol que a cada uno le cabe, para lograr el consenso que se necesita en un marco de confianza y mutuo respeto. El resultado tiene que ser el retorno a la producción en forma sustentable en la zona periurbana, amigable con el ambiente y la salud de la población y con el consenso de toda la sociedad. El tiempo que se dispone es escaso por el contexto económico social muy delicado para muchas familias de la comunidad”.

Si todavía no recibís las notificaciones de PRIMERA PLANA, mandanos un Whatsapp al 2477.506005 con la palabra ALTA y pasarás a formar parte de nuestra base de datos. ¿Más fácil? Hacé click en el siguiente enlace http://bit.ly/2tCrZx.