• cielo claro
    18° 26 de Octubre de 2020
kiko-iijpg

"Nosotros mismos como empleados también exigimos seguridad", aseguró el trabajador municipal que auxilió a la joven ultrajada

Juan José “Kiko” Roselli, quien socorrió a la víctima del abuso en el Parque Municipal General “José de San Martín”, admitió que “sí este hecho no hubiese sido a plena luz del día y hubiese pasado de noche, tendríamos que hablar de algo peor”

Sol Llorens, la joven que el jueves sufrió una situación de acoso mientras realizaba actividad física en el interior del Parque Municipal General “José de San Martín”, fue auxiliada por un empleado que desarrolla sus tareas laborales en ese espacio físico de la ciudad: Juan José “Kiko” Roselli.

“Eran las 11:30 hs., ya estaba terminando mi día laboral, cuando me encuentro con una jovencita que venía llorando. Me acerque a auxiliarla porque la vi en una crisis muy fea y me contó que la habían manoseado por todos lados, por lo que me dijo”, contó Roselli a Pan & Circo de RADIO MAS (FM 106.7).

 NOTA RELACIONADA: http://www.primeraplana.com.ar/lo-unico-que-pude-hacer-fue-hacerme-una-bolita-y-agacharme-para-que-me-toquen-lo-menos-posible/

En su narración, el trabajador municipal admitió que, los jóvenes acusados por la víctima como sus agresores, pasaron “muy cerca mío hasta me saludaron.  

“Pensé en salir a buscarlos, pero corrieron escapando por Gaboto y Doctor Alem, del lado del enrejado de afuera y al ser empleado municipal no me corresponde”, subrayó.

La primera reacción que tuvo “es la que cualquiera hubiese realizado”, reconoció “Kiko” Roselli, cuya actitud, inmediatamente, fue la de ofrecer contención hacia la joven en la crisis que estaba sumergida en ese momento. “Logré acompañarla hasta que se fue”, añadió.

El empleado municipal describió a los sujetos como robustos, de talla alta, aunque uno estaba encapuchado y se desplazaban en bicicleta. “Yo pensaría que sí este hecho no hubiese sido a plena luz del día y hubiese pasado de noche, tendríamos que hablar de algo peor. Ya no se puede salir a correr tranquilo”, señaló Roselli a RADIO MAS (FM 106.7).

En el Parque Municipal “General José de San Martín” hay un solo acceso habilitado, que es el de calle Doctor Alem, donde habitualmente los profesores tienen la tarea de tomar los datos a las personas que ingresan. El empleado cree que están los datos de estas personas. “Le comente a uno de los profesores encargados del acceso lo sucedido para ponerlo en conocimiento y creo que tienen el dato de ellos, aunque hay que ver si dijeron su nombre verdadero” expresó Juan José Roselli.

Desde la gestión anterior de Pablo Biglieri a la actual de de Mariano Buey, se reclamaron medidas de seguridad, pero nunca hubo respuestas específicas. “Nosotros mismos como empleados también exigimos seguridad porque dejamos las motos y pertenencias en nuestro cuartito, tenemos que salir a trabajar y no sabes si te van a robar o no”, reconoció el empleado del Municipio.

El Ministerio Público Fiscal y la Policía actuaron de oficio a partir de la nota que forma parte de la edición de ayer de PRIMERA PLANALa investigación tuvo como primer paso la búsqueda de las cámaras se seguridad instaladas en la zona, con el propósito de identificar a los autores del hecho.  

Si todavía no recibís las noticias de PRIMERA PLANA en tu celular, hacé click en el siguiente enlace https://bit.ly/2XQOP1I y pasarás a formar parte de nuestra base de datos para estar informado con todo lo que pasa en la ciudad y la región.