• lluvia ligera
    14° 25 de Abril de 2019
pergaminenses-bomberosjpg

Pergaminenses tuvieron un accidente en Río Cuarto y volvieron para agradecer a los bomberos

Juan y Felipe, de 3 años, pasaron por el cuartel de Río Cuarto para saludar a los bomberos que los asistió hace dos semanas en la autovía. Los gemelos se llevaron remeras de obsequio.

Gestos que emocionan. Una familia de Pergamino que hace dos semanas tuvo un accidente en la autovía Río Cuarto-Córdoba, ahora regresó a la ciudad para agradecer la asistencia y predisposición de los bomberos.

Juan y Felipe, gemelos de 3 años, pasaron el jueves por el cuartel riocuartense donde se reencontraron con el personal que les entregó todo su profesionalismo y afecto en el siniestro vial ocurrido poco antes del mediodía del jueves 3 de enero.

Los pequeños viajaban hacia el Valle de Calamuchita en una Renault Kangoo junto a su mamá y la abuela. En proximidades de Espinillo se produjo el vuelco del vehículo, por el cual todos los ocupantes debieron ser trasladados al Hospital San Antonio de Padua.

El grupo de Bomberos Voluntarios que participó del hecho estuvo integrado por Marcelo Pecorari, Ezequiel Silva, Matías Ponce y Joaquín Agüero. Desde el momento del accidente quedaron en contacto permanente con la familia accidentada para ponerse a disposición, sobre todo teniendo en cuenta la distancia con su domicilio en la provincia de Buenos Aires.

"Con Matías (Ponce) además acompañamos a los niños en la ambulancia para hacerle un seguimiento", explicó Ezequiel Silva, señalando que la mamá de los pequeños también había tenido una recaída y requirió atención médica.

Los gemelos, que habían resultado con golpes en el rostro y otros traumatismos, lograron recuperarse y una vez dados de alta continuaron viaje hacia El Corcovado, en la zona de Calamuchita. En medio de los mensajes con los bomberos, prometieron regresar al finalizar las vacaciones.

Reencuentro

Tal como lo habían prometido, los pequeños junto a su mamá y los abuelos se reencontraron esta semana con los bomberos, en un momento muy emotivo que vivieron en el cuartel de Río Cuarto.

Los niños jugaron con los amigos voluntarios de esta ciudad, conocieron las unidades de la institución y de obsequio se llevaron remeras que tenían inscriptos sus nombres.




"Estas muestras de cariño son el mejor agradecimiento que podemos recibir como bomberos", publicó la entidad local a través de las redes sociales tras el recibimiento a Juan y Felipe.

Silva, por su parte, le contó a este medio que son gestos reconfortantes, mas teniendo en cuenta que son hechos -como un sinietro vial- que la gente tal vez prefiera olvidar rápidamente.

Si todavía no recibís las notificaciones de PRIMERA PLANA, mandanos un Whatsapp al 2477.506005 con la palabra ALTA y pasarás a formar parte de nuestra base de datos. ¿Más fácil? Hacé click en el siguiente enlace http://bit.ly/2tCrZxJ.