• nubes dispersas
    23° 1 de Diciembre de 2021
carro-pancho-peatonaljpg

Tiene un puesto en la Peatonal hace 16 años, ahora la quieran desalojar y necesita recaudar dinero para hacer frente a un estudio médico de su hijo

Se trata de una mujer que tiene su negocio entre Avenida de Mayo y Pueyrredón. “Me acerque a hablar a todos lados, pero nadie me da una respuesta”, dijo su propietaria. Y reclamó: “Lo único que le pido es que me dejen trabajar. No pido ningún plan ni nada, solo quiero trabajar”. ¿Que dicen desde el Municipio?

Rocío Mailén Tagliavini tiene un puesto de panchos sobre Peatonal, entre Avenida de Mayo y Pueyrredón.  Funciona en ese lugar hace 16 años, nunca durante ese tiempo la notificaron respecto de ningún incumplimiento y en los últimos días fue intimada a retirarse de la zona comercial.   

La reapertura de su puesto gastronómico se debe a que juntar dinero para los estudios prequirúrgicos e intervención de su hijo mayor. En estos momentos, el niño tiene 10 años, pero hace 5 que una bacteria afectó su sistema inmunológico, por lo que permaneció tres meses en una Unidad de Terapia Intensiva. Luego de  quedó con una traqueotomía temporal.

Su hijo necesita que ahora se le practique una endoscopia, cuyo costo asciende a 170 mil pesos.

“El terminó así porque se agarró una bacteria en el pulmón, en el Club Douglas Haig, cuando el mismo intendente (Javier Martínez) era presidente en aquel entonces”, narró su mamá a PRIMERA PLANA.

“En ese momento no cerraron el club y negaron que mi hijo iba a la institución, siendo que iba a la guardería de Douglas Haig”, completó Rocío Mailén Tagliavini.

En los últimos días, recibió una multa de la Municipalidad por el valor de 30 mil pesos y además una intimación que debe abandonar el puesto.

La propietaria se presentó en el Municipio y otras dependencias buscando alguna solución, “para hablar, a todos lados, pero nadie me da una respuesta”.

Según afirmó, el motivo por el cual debe desmontar su estructura es porque un local gastronómico, del mismo rubro, ubicado sobre la Avenida, “nos acusa que le robamos clientes. Lo único que le pido es que me dejen trabajar. No pido ningún plan ni nada, solo quiero trabajar”, reclamó.

La dueña del puesto de panchos espera alguna respuesta urgente de representantes del Ejecutivo Municipal: “Que alguien se comunique conmigo para darme una solución ya que me quieren sacar mi propio puesto de trabajo que tengo hace 16 años”.

De acuerdo a averiguaciones de PRIMERA PLANA, la mujer posee una estructura de hierro y chapa amurada en plena Peatonal, lo que desde el Municipio evalúan como "antireglamentario". Además no tendría autorización para sujetar la estructura en ese espacio público ni tampoco para comercializar comida en el lugar.

 

 

Si todavía no recibís las noticias de PRIMERA PLANA en tu celular, hacé click en el siguiente enlace https://bit.ly/3ndYMzJ y pasarás a formar parte de nuestra base de datos para estar informado con todo lo que pasa en la ciudad y la región.