• cielo claro
    13° 31 de Octubre de 2020
acampe-frente-a-la-muni-3jpg

Tres noches de acampe, 7 familias con 16 niños y pocas respuestas

El reclamo comenzó el lunes al mediodía frente a una orden de desalojo de la vivienda de una mujer con sus hijos y dos familias que concluyeron su estadía en un residencial, como medida circunstancial del Municipio por la emergencia sanitaria

 Cuando llegamos éramos 3 y lo podían solucionar de buena manera. No tuvieron la intención y nosotros, por suerte, no nos movimos”,  comentó Antonella a PRIMERA PLANA, una de las mujeres que forma parte del acampe en la Plaza Merced desde el lunes.

Ese día “nos invitaron a desarmar y a charlar el martes. Si levantábamos, nadie nos iba a dar una respuesta, imagínate que no nos la dan estando acá en frente, menos si nos íbamos”, completó en la descripción del cuadro de situación la vecina, que fue desalojada de la casa dónde vivía con sus hijos menores de edad y que se encuentra cursando un embarazo. Y demás de padecer no tener techo, es víctima de violencia de género.

¿Sabes qué pasa? Duele, porque una como adulta se la puede arreglar, pero yo tengo tres nenes. Desde la Municipalidad prometieron cosas que no cumplieron”, reclamó Soledad, otra vecina que se encuentra en la misma situación.

También sostuvo: “Acá nadie pide que nos regalen ni una casa ni un terreno; nada, queremos que se cumpla con lo que se dijo. Acá hay nenes chiquitos, mi bebé tiene un año, y nadie del Municipio se preocupó por nada, ni una asistente social a traer una leche vino”.

En sintonía, las demás mujeres que conversaron ayer por la tarde con PRIMERA PLANA explicaron que es gracias a la solidaridad de la gente que se sostienen, a la misma que apelan frente a las bajas temperaturas de las últimas jornadas pidiendo abrigos, mantas y colchones, principalmente para los más pequeños.

Instalaron carpas de camping por el viento y la lluvia, que les fueron prestadas y aún con frío y lluvia las soluciones parecen hacerse esperar, lo mismo que las decisiones para que esas personas estén en un lugar seguro y al resguardo.

Por la tarde, los niños meriendan “gracias a un vecino del Barrio Virgen de Itatí, que tiene un comedor en su casa y nos regaló rosquitas y tortas fritas; tuvimos chocolate caliente con algo rico para pasar el frío”, agradeció otra vecina.
Diferentes organizaciones sociales y una entidad rural acercaron donaciones para sostener la alimentación y la higiene de quienes participan de la manifestación frente al Palacio Municipal. “Ahora todos tenemos barbijos gracias a un señor que los hizo llegar, para que no se preocupen en frente” porque “parece que no tener barbijo indigna a muchos, pero vernos acampando con las criaturas indigna a unos pocos”, aseveró otra vecina mientras contaba que gracias a una donación, todos tienen esa medida de protección personal.

Quisiera saber si en la sesión del Concejo Deliberante alguien de todos los participantes llevó a esa reunión nuestra problemática; le consulto a la gente que sabe de eso, porque acá no vino ninguno, de ningún color político a darnos una mano o preguntarnos por qué estamos acá o si necesitamos algo”, sintetizó otra mujer .

Por el acampe y la situación particular de los menores, se presentaron, al menos hasta ayer, dos recursos de amparo en la Defensoría de la Provincia de Buenos Aires solicitando intervención municipal.

“(Juan Manuel) Batallanez -secretario de Tierra y Vivienda municipal- nos dice que hablemos con (Lucas) Marino Aguirre -secretario de Desarrollo Social e Innovación Tecnológica- y a su vez él nos manda con la asistente social Mariana Delgado que acá nunca vino. Parece que no se enteraron que todavía estamos acá; no queremos creer que como ciudadanos no les interesamos”, concluyó otra vecina.

La cantidad de habitantes de la Plaza Merced se va incrementando con el correr de los días, como medida de solidaridad con quienes se encuentran en protesta y también otras familias por encontrarse en la misma situación de calle.

Para pasar el frío, consiguieron una garrafa de gas envasado y un mechero y sostienen una olla popular que financian entre los acampantes y también ayudan las donaciones que reciben por parte de la comunidad.

Quienes deseen colaborar con alimentos, ropa de abrigo, principalmente para niños, frazadas y colchones, pueden hacerlo en cualquier horario, en la Plaza Merced, frente a la entrada del Palacio Municipal, desde donde nadie todavía cruzó calle Florida para dar respuestas concretas.

Si todavía no recibís las noticias de PRIMERA PLANA en tu celular, hacé click en el siguiente enlace https://bit.ly/2XQOP1I y pasarás a formar parte de nuestra base de datos para estar informado con todo lo que pasa en la ciudad y la región.